Miguel Hernández, 65º aniversario de su muerte

Este año se han cumplido  los 65 años de la muerte de Miguel Hernández, el poeta que por pedir la libertad recibió el confinamiento en una prisión en la que contraería el tifus y la tuberculosis que le llevarían a la muerte.

Tengo estos huesos hechos a las penas
y a las cavilaciones estas sienes;
pena que vas, cavilación que vienes
como el mar de la playa a las arenas.

Como el mar de la playa a las arenas,
voy en este naufragio de vaivenes,
por una oscura noche de sartenes
redondas, pobres, tristes y morenas.

Nadie me salvará de este naufragio
si no es tu amor, la tabla que procuro,
si no es tu voz, el norte que pretendo.

Eludiendo por eso el mal presagio
de que ni en ti siquiera habré seguro,
Voy entre pena y pena sonriendo.


Mi recuerdo para el poeta y sobre todo para el español que se comprometió con la República, la legalidad y la libertad.

Muy de mañana, aún de noche,
antes de tocar diana,
como presagio funesto
cruzó el patio la sotana.
¡Más negro, más, que la noche,
menos negro que su alma,
el cura verdugo de Ocaña!
(…)
Cobarde y cínico al tiempo
tras los civiles se guarda…

Anuncios
Explore posts in the same categories: música, Poesía, Política, sociedad

3 comentarios en “Miguel Hernández, 65º aniversario de su muerte”

  1. meme Says:

    La cebolla es escarcha
    cerrada y pobre.
    Escarcha de tus días
    y de mis noches.
    Hambre y cebolla,
    hielo negro y escarcha
    grande y redonda.

    En la cuna del hambre
    mi niño estaba.
    Con sangre de cebolla
    se amamantaba.
    Pero tu sangre,
    escarchada de azúcar
    cebolla y hambre.

    Una mujer morena
    resuelta en luna
    se derrama hilo a hilo
    sobre la cuna.
    Ríete niño,
    que te traigo la luna
    cuando es preciso.

    (Alondra de mi casa
    ríete mucho,
    que es la risa en tus ojos
    la luz del mundo.
    Ríete tanto,
    que mi alma al oírte
    bata el espacio.)

    Tu risa me hace libre,
    me pone alas.
    Soledades me quita,
    cárcel me arranca.
    Boca que vuela,
    corazón que en tus ojos
    relampaguea.

    Es tu risa la espada
    más victoriosa,
    vencedor de las flores
    y las alondras.
    Rival del sol.
    Porvenir de mis huesos
    y de mi amor.

    Desperté de ser niño:
    nunca despiertes.
    Triste llevo la boca:
    ríete siempre.
    Siempre en la cuna
    defendiendo la risa
    pluma por pluma.

    (Ser de vuelo tan alto,
    tan extendido,
    que tu carne es el cielo
    recién nacido.
    Si yo pudiera
    remontarme al origen
    de tu carrera.)

    Al octavo mes ríes
    con cinco azahares.
    Con cinco diminutas
    ferocidades.
    Con cinco dientes
    como cinco jazmines
    adolescentes.

    Frontera de los besos
    serán mañana,
    cuando en la dentadura
    sientas un arma.
    Sientas un fuego
    correr dientes abajo
    buscando el centro.

    Vuela niño en la doble
    luna del pecho:
    él, triste de cebolla,
    tú, satisfecho.
    No te derrumbes.
    No sepas lo que pasa
    ni lo que ocurre.

    http://fr.youtube.com/watch?v=kRTvK9f6A-4

  2. Atlantica Says:

    De pequeña, cuando eran muchos los libros ” prohibidos” ya me gustaba Miguel Hernandez, pero lo triste es que ahora tampoco tenemos libertad, es una mentira, desgracidamente tengo muy cerca a los políticos y tambien desgracidamente creo que todos me han desilusionado aunque algunos ademas me asquean. Todo se comprra y se vende, parece que es licito negociar con la justicia, con los derechos iguales para todos. Ahora mismo tienes que ser de buena familia y tener amigos influyentes para ser estupendo y poder desarrollarte y da lo mismo que los amigos influyentes sean de uno u otro signo, el caso es tenerlos.

    Como decia Quevedo es muy duro tener razón donde no hay justicia y lo que está àsando lo sabemos todos porque no somos ingenuos.

    Lo siento, pero hoy creo que es así


  3. Miguel Hernández, 65º aniversario de su muerte

    Mañana domingo 28 se cumplirán 65 años de la muerte de Miguel Hernández, el poeta que por pedir la libertad recibió el confinamiento en una prisión en la que contraería el tifus y la tuberculosis que le …


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: